Acerca de Corphilium

Como dijo tiempo atrás Marianne Williamson:

“El camino espiritual es, sencillamente, el viaje de vivir nuestras vidas. Todos estamos deambulando el camino espiritual, aunque la mayoría de las personas no sean conscientes de ello”.

 

La espiritualidad es, sencilla y llanamente, el modo en el que vivimos nuestro día a día. No se trata de pomposas prácticas rituales, ni de retiros en la India o en el Tíbet. La espiritualidad es la relación que tienes con tu momento presente y el nivel de coherencia que manifiestas en él: pensar, sentir, decir y hacer una misma cosa.

Corphilium nació como una idea disparatada, hace algo más de un año. El nombre proviene de los vocablos latinos filii cordis, es decir, ‘hijos del corazón’. Su logo, por su parte, representa la esencia femenina que nos falta integrar (tanto a hombres como mujeres). Recordemos que al hablar de energías “femeninas” o “masculinas” no hablamos ni de hombres ni de mujeres, sino de diferentes polaridades energéticas. Las dos energías son imperiosamente necesarias.

 

 

Lamentablemente, vivimos en un mundo donde lo predominante es la energía yang, o mejor dicho, lo peor de esa energía “masculina”: agresividad, competitividad, odio, ira, violencia, guerras… Lograremos el equilibrio cuando consigamos cultivar y armonizar nuestra energía “femenina” dentro de nosotros: la intuición, el Amor, la espiritualidad, la sensitividad, el cariño…

Muchos de nosotros nos preguntamos en lo más profundo de nuestro corazón “qué es todo esto”, “para qué he nacido”, “para qué sirve la vida”, “qué hay después de la muerte” y un sinfín de preguntas que ni la ciencia, ni la filosofía occidental pueden contestar. Parece que sólo la mística, el esoterismo y las doctrinas orientales han encontrado respuestas a ello (dejando a un lado las religiones).

Sea como sea, todos estamos perdidos en este océano de dudas, sufrimiento, conflictos y pruebas vitales. Ninguno de nosotros se salva de vivir penurias y situaciones difíciles. Paradójicamente, son estas circunstancias las que nos fortalecen y nos empujan hacia ese camino “espiritual” que, queramos o no, recorremos.

 

Todo en el Universo es “espiritual”, todo forma parte de un gran Uno, el cual desconocemos por completo. A ese Uno se le ha llamado de mil maneras: Dios, el Tao, Brahma, YHWH (Adonay), Allah… también se han representado sus múltiples facetas a través de diferentes panteones politeístas: el panteón egipcio, greco-romano, nórdico, pre-islámico… etc.

 

Así pues, nuestro objetivo no es otro que el de compartir temáticas tan interesantes como puede ser la astrología, la cábala, el esoterismo, diferentes doctrinas ocultistas y/o orientales, misticismo… en definitiva, queremos hacer de Corphilium un medio a través del cual divulgar lo que, a grandes rasgos, es la espiritualidad y la auto-ayuda. Corphilium es la encarnación de nuestra voluntad en poner un granito de arena entre esta devastación que corroe al planeta.

 

Amicitiae nostrae memoriam spero sempiternam fore