Cómo celebrar Mabon, el equinoccio de otoño según la Wicca

Cómo celebrar Mabon, el equinoccio de otoño según la Wicca

11/09/2018 0 Por Sara

Mabon dentro de la Wicca y otras formas de neopaganismo, es el Sabbath (festividad) correspondiente al equinoccio de otoño. Es una de las ocho celebraciones más importantes dentro de la Wicca, teniendo un papel muy importante dentro de la Rueda del Año. Mabon simboliza la segunda recolección de la cosecha. Por ello, representa el equilibrio perfecto entre la Luz (el día) y la Oscuridad (la noche). En este artículo, veremos cómo celebrar Mabon y cómo hacer un altar para Mabon.

Mabon, al ser una celebración de la cosecha, debe simbolizar gran alegría y gratitud. Es especialmente favorable si esta festividad se celebra con amigos y/o familiares. En caso de querer celebrar Mabon sin compañía, se puede realizar un altar y meditar frente a él, teniendo en mente la sensación de agradecimiento y abundancia. También es muy positivo acudir al bosque o dar un paseo por la naturaleza. Suele celebrarse al rededor del 22-23 de septiembre en el hemisferio norte (21 de marzo en el hemisferio sur).

 

Quizá también te interese ojear:

Introducción a la astrología kármica

Qué es el esoterismo y para qué sirve

Krampus, el demonio pagano de la Navidad

 

Orígenes de Mabon

El término Mabon fue acuñado por el poeta y académico neopagano Aidan Kelly en la década de los 70s. Antropológicamente, hay algunos indicios que indican la posibilidad de que los pueblos celtas celebraran el Equinoccio de Otoño. La Wicca Gardneriana, sin embargo, no otorgó ningún nombre “especial” al Equinoccio otoñal. Dentro de las corrientes neopaganas, Mabon también es conocido como Alban Elfed (sustantivo creado por el anticuario Edward Williams en algún punto del siglo XVIII- XIX). Mabon, tal como se le conoce en la actualidad, forma enteramente parte del neopaganismo reconstruccionista.

 

Terminología de Mabon

Este festival porta el nombre del dios mitológico gales, Mabon (lit. Mabon ap Modron), portador de la Luz e hijo de la Diosa Tierra, Modron. Paradójicamente, esta festividad es un tanto repudiada en Europa por no formar parte de la antigua cultura druídica. Goza de mucho más clamor y prestigio en América.

Mabon también es conocido como Fiesta de la Cosecha (Harvest Home) o Fiesta de la Recolección (Feast of the Ingathering).

 

Imagen artística del dios galés Mabon

Mabon ap Modron. Autor desconocido.

 

 

Simbología

Mabon es muy similar a Ostara, el equinoccio de primavera. La diferencia principal entre ambos es que en Ostara la energía está expandiéndose, y en Mabon la energía está retrayéndose.

En Mabon, la noche y el día duran lo mismo. Hay un perfecto equilibrio entre las polaridades masculina y femenina, entre el día y la noche.

La vitalidad del Sol se está consumiendo, y el ciclo natural nos habla del fin de una etapa. La oscuridad se alza serena sobre la Naturaleza.

Mabon simboliza la segunda cosecha anual en la cual se recoge todo lo anteriormente sembrado. Representa una época de júbilo, alegría y abundancia, pues a partir de este instante, el frío invernal hace eco de su presencia. Mabon también es, por así decirlo, el Día de Acción de Gracias wiccano, donde se agradece al Sol toda la abundancia que nos ha otorgado.

 

Imagen de un árbol, entre un montón de hojas caídas naranjas

Mabon, fiesta de la recolección wiccana. Fuente: Pixabay

 

En esta festividad, se dice que el Dios muere con el corte del último grano cosechado. La Diosa, sin embargo, se eleva triunfadora. Cada giro de la rueda trae consigo reflexiones y enseñanzas, no únicamente celebraciones y conmemoraciones.

En Mabon, la luz de la vida se apaga, y debemos comenzar a volver el rostro del Alma hacia adentro. Es una época primordial para descansar y para ver cómo se han manifestado las esperanzas y propósitos consagrados en Imbolc y Ostara.

Es un momento magnífico para dejar ir lo que ya no nos sirve. Completar círculos, terminar aquello que empezamos tiempo atrás. Tenemos que “vaciarnos” mentalmente, completar todo lo que sabemos que tenemos que hacer. De este modo, podremos reflexionar mucho más profundamente en el gélido invierno acerca de nuestra vida y nuestro camino.

 

Símbolos típicos de Mabon

La Cornucopia o cuerno de la abundancia

El cuerno de la abundancia (haciendo referencia al Cuerno simbólico del Dios wiccano) es un símbolo enormemente usado desde el siglo V a.C. para consagrar la buena dicha y la prosperidad.

La Cornucopia simboliza a su vez el principio masculino-fálico y la energía femenina (hueca y receptiva).

Fotografía de la Cornucopia o cuerno de la abundancia

Cornucopia o cuerno de la abundancia. Fuente: iStock

 

La manzana

Desde la antigüedad, se ha supuesto a la manzana como un fruto curativo, dador de renovación, transmutación, sabiduría e inmortalidad.

Para diversas tradiciones neopaganas, la manzana esconde un secreto dentro de sí. Al cortarla por la mitad, sus semillas forman un pentagrama. El pentagrama, como sabemos, simboliza los cuatro elementos más el quinto elemento, el Espíritu.

 

Imagen de una manzana partida por la mitad

Pentáculo oculto en el corazón de la manzana. Fuente: Exemplore

 

El pentáculo o pentagrama

El pentáculo suele ser usado en los rituales para simbolizar el elemento tierra (aunque dentro de sí, contiene los 5 elementos). El círculo que se traza alrededor suyo representa el círculo eterno de la vida, la totalidad del Universo material e inmaterial.

Se considera un potente símbolo protector. Es más, algunas personas lo colocan en la puerta de entrada de su hogar y en las ventanas para protegerse de las energías ajenas.

Imagen de un entáculo wiccano

Pentáculo wiccano

 

Colores de Mabon

El uso del color es una vía formidable de manifestar unas u otras energías. Mabon simboliza el otoño, el caer de las hojas, el comienzo de la etapa más oscura y helada del año. Es el momento de recoger los frutos de las cosechas y mirar atrás para observar todo lo cosechado a lo largo del año.

Debido a ello, Mabon debe reflejar los colores del otoño: amarillo, dorado, marrón, rojizo y naranja.

 

Imagen de un precioso bosque otoñal

Colores otoñales usados en Mabon. Fuente: Pixabay

 

Otros elementos que puedes incluir

  • Cestas (simbolizan la recolección de la cosecha).
  • Vino y uvas.
  • Manzanas, sidra y zumo de manzana natural.
  • Mazorcas de maíz y calabaza.
  • Semillas y nueces.

 

 

Cómo celebrar Mabón

Este punto es clave para muchos wiccanos, pues aunque no es necesario celebrar ninguna festividad del calendario neopagano, sí es aconsejable. Sencillamente, porque al consagrar un día concreto, nos recordamos el por qué de nuestra decisión de hacerlo. Así pues, ¿cómo celebrar Mabon?

 

Cómo preparar un altar

Hemos de tener en cuenta que los equinoccios traen consigo las únicas noches del año en que el día dura exactamente lo mismo que la noche. Por ello, nuestro altar debe manifestar cierto orden y equilibrio en su composición.

Sería bastante acertado colocar tu pequeño altar sobre un mantel de color oscuro. Si no tenemos a nuestro alcance un mantel de algún color oscuro, podemos cubrir el espacio del altar con hojas secas, ramas o pétalos disecados.

 

Ejemplo de altar wiccano de Mabón

Ejemplo de un sencillo altar wiccano consagrado en Mabón [click para ampliar]. Fuente: Corphilium

Me he tomado la molestia de esbozar un croquis de un sencillo altar wiccano. Como podemos observar:

☉ Cuatro velas coronan el altar: una vela verde, que simboliza la tierra; una amarilla, que representa el aire; una vela roja, que simboliza el fuego, y por último, la vela azul encarna al agua.

☉ Otras tres velas son colocadas en fila, representando la energía de la Diosa (vela plateada o gris), a Mabon (vela anaranjada o marrón) y al Dios (vela dorada o amarilla).

☉ En cinco botecitos, cuencos o vasos (lo que tengamos a mano) podemos poner diferentes elementos, hierbas e ingredientes que se relacionen de algún modo a Mabon. En este esquema, he incluido un botecito con romero, otro con pétalos de rosa, pipas de girasol, sal gorda y café. No es necesario poner todos estos elementos, es más, puedes omitir o cambiarlos a tu gusto.

☉ También he incorporado un cuenco, el cual contiene hojas secas o pétalos disecados. En medio del cuenco, podemos colocar algún mineral o piedra de color marrón, rojizo o anaranjado. Es muy común usar ojo de tigre, ámbar o cuarzo.

☉ Este cuenco está rodeado por ocho nueces. El número ocho se debe a la totalidad de Sabbaths.

☉ Podemos usar hojas secas o pétalos secos sobre el mantel, decorando el altar.

☉ Asimismo, podemos usar incienso y aceites esenciales.

 

Como veis, nuestro pequeño altar no tiene mucha dificultad. Los materiales no son nada inaccesibles y, de serlo, podemos prescindir de ellos. Lo importante es que si quieres realizar un pequeño altar, éste ha de adaptarse enteramente a tus gustos y necesidades.

 

Cómo preparar una ofrenda en Mabon

Es muy común encontrar grupos neopaganos que promuevan ofrecer alimentos a modo de ofrenda a la Naturaleza. Desde luego, es mucho mejor ofrecer algo verdaderamente natural y cultivado de forma ética, que comprado en cualquier supermercado y abonado con químicos de Monsanto. Sin embargo, tal como ocurre con la Magia del Caos, es más importante la voluntad y el propósito, que el significado en sí.

Dicho esto, normalmente la cosecha de otoño es un buen momento para reunir cualquiera de los siguientes alimentos:

Frutas, como manzanas, bayas o uvas.

Frutos secos, como nueces y avellanas.

Semillas, granos, pipas y pan.

Tomates, calabaza, berenjenas, pimientos, patatas, zanahorias y cebollas.

La comida nos servirá para decorar nuestro humilde altar, de modo que el principal protagonista sea la propia comida.

 

Una vez finalice la festividad, es deseable comer dichos alimentos con agradecimiento y, tal como ocurría en Lughnasadh, plantar las semillas que queden de los alimentos que hayas ingerido. Si esto no es posible, siempre se puede echar las semillas en el campo y si ha de brotar, que así sea.

 

Imagen de un frecimiento de comida a un dios hinduista

Ejemplo de un ofrecimiento de comida (en este caso, hindú).

 

 

Oración de agradecimiento

De todo lo anteriormente citado, creo que lo más importante en este día es la meditación y/o la reflexión. Mabon es un día especial para pensar en el paso del tiempo, el envejecimiento y la muerte. Aunque este pensamiento es doloroso, es severamente necesario para que el ciclo de la vida siga su curso.

 

En algún momento del día, ya sea antes de comer, de meditar, al despertar o sencillamente, cuando te acuerdes, puedes recitar esta oración:

Doy gracias por mi salud, pues aún conservo vitalidad para disfrutar de la vida.

Doy las gracias por todas y cada una de las personas que me rodean. Por aquellas que me agradan, y por aquellas que me disgustan, pues son mis verdaderos Maestros.

Doy las gracias por gozar de un maravilloso cuerpo humano, sin ninguna deformidad física o mental.

Agradezco cada segundo de mi vida, aquí y ahora. Haré de mi vida una verdadera obra de arte.

 

Aquí te dejo una preciosa lista de reproducción de Youtube de música propia para Mabon.

 

Foto de la portada: ritual pagano

© Corphilium ID 1810098690170 (Creative Commons Attribution 4.0)

Artículos relacionados