¡Cuerpo 10!

¡Cuerpo 10!

05/01/2018 2 Por Victor

El cuerpo es el primer factor a tener en cuenta para estar sano. Forma una trinidad junto a la mente y el espíritu. Si estamos equilibrados en todos ellos, estaremos en el camino adecuado. Y para empezar, siempre hay que ir de dentro afuera, en este caso de “abajo a arriba”. El cuerpo es la base de este camino, ya que no “tenemos” un cuerpo, SOMOS un cuerpo. Pero… ¿que es eso de “cuerpo 10“?

 

No querrás perderte:

¿Cómo funciona el Tarot?

La importancia de los hábitos

Hipocresía e incoherencia: la vía del autoconocimiento

 

✩ Palabras clave: Cuerpo, salud, físico, equilibrio, naturaleza, amor propio, autoestima, templo, mens sana in corpore sano.

 

El cuerpo, tu gran mausoleo

El cuerpo es la expresión física que tomamos, y está influenciado, además de por la información genética, por nuestra actitud, comportamiento, hábitos…

Todo está influenciado por lo que haces con tu cuerpo, cómo lo alimentas, lo ejercitas y lo cuidas; lo alto que eres, cómo se desarrolla la musculatura, la resistencia de tus huesos, y un largo etcétera. No digo que con 35 años puedas crecer esos 10cm de altura que te faltan si ahora comes de fábula y te ejercitas, todo tiene su tiempo y su lugar.

Pero sí te afirmo que si desde el principio mantienes un cuerpo sano, ese crecimiento va a ser diferente (que en este caso podría incluso darse el caso de ser más bajito con una alimentación sana, por aquello de los alimentos enriquecidos con la proteína del crecimiento).

 

Imagen de varias súper modelos

De verdad, estas son las primeras imágenes que encuentras…

 

Imagen de un chico musculado, en calzoncillos

… en Google.

 

¿Qué es un cuerpo 10?

El caso es que hoy, entendemos que tener un cuerpo sano es mostrar abdominales duros como piedras y medir 1’80 en el caso de los chicos.

Y en el caso de las chicas… es un jardín en el que no sé si quiero meterme, la verdad, porque hay tanto cambio… Podemos decir que en el caso de las chicas hay dos varas de medir: las chicas “fit”, que más o menos mantienen una misma imagen desde hace tiempo (las chicas de gimnasio y ejercicio, las que entrenan para tener ese trasero que desafía a la gravedad); y en el otro lado tenemos al modelo de cuerpo femenino que marca la moda del momento: como en el pasado fueron las mujeres con curvas, luego las extremadamente delgadas… Lo último que me ha impactado es la moda de tener culos desproporcionados, eso ya es irrisorio.

Sin meternos en el tema de las operaciones o retoques… que vaya lo que hay ahí metido también… Podría poner cientos de fotos sólo de cuerpos operados que acaban fatal.

¿Y qué hacemos con esos cuerpos “sanos”? Hablando mal y pronto, los prostituimos. Los exhibimos con amigos, frente al sexo opuesto y usamos las redes sociales como el escaparate definitivo.

Instagram, Twitter, Facebook, Youtube… hasta en LinkedIn vemos personas fardando de cuerpo. Y chapó por ellos, si es lo que buscan, pero desde luego eso no es sinónimo de cuidar tu cuerpo. Cuidarlo es mantenerlo sano y ejercitado, pero también prestarle atención y entender lo que nos transmite.

 

Imágenes de una mujer con unos leggins muy favorecedores en el gimnasio

Es una ilusión óptica, son los leggins

 

 

¿Qué mensaje subliminal nos estamos dando?

¿Cuáles son las connotaciones subliminales? Que además de mantener ese cuerpo, es necesaria la aprobación y adulación del resto.

No es nada raro encontrarse personas con estos cuerpos y que estén deprimidos porque ya no reciben la misma repercusión cuando suben sus fotos, por el motivo que sea. A mí, esto, me vuela la puta cabeza. ¿Entendéis que todo va unido? porque aquí hay un grave problema de falta de equilibrio en la mente también.

Nuestro cuerpo 10 deja de ser “perfecto” si no lo aprueba el público. Cuánta fachada hay, everywhere. Esta corriente que existe desde hace ya unos años, de cultivar el cuerpo para conseguir una buena foto en Instagram, es dañina para el propio cuerpo.

 

Imagen del editor de cuerpos de los sims 3 donde se muestra el cuerpo de un hombre

¿El cuerpo perfecto?

 

Según mi perspectiva, todo este movimiento demuestra una falta de autoestima brutal, porque se carga todo el peso en el cuerpo. Si a esas personas, les pusieses un cuerpo fofo, ¿seguirían estando tan “seguras de sí mismas” (aparentemente)? Y no me digas que es algo lógico, porque lo es si te identificas con ESE cuerpo, y sólo con ese. Y la realidad es que no siempre vas a tener el mismo físico, por mucho que te esfuerces. Así que cargar tu seguridad interna o autoestima en una sola imagen… me parece cuanto menos incoherente.

Los atletas, las personas que mantienen un control estricto de lo que comen y lo que ejercitan, los fans de la calistenia (o lo que sea, es un mero ejemplo)… cumplen una parte esencial de tener un cuerpo sano, pero no necesariamente le prestan atención, que es otra parte igualmente necesaria. Y con esto me refiero a buscar pistas para mejorar según lo que nos dice el cuerpo.

 

 

Escucha a tu cuerpo

De verdad que no soy ningún loco, ni pienso que vayas a escuchar hablar a tu rodilla. Pero cuando te excedes en un entrenamiento, tu cuerpo se resiente ¿a que sí? Si comes mal, vas a tener una digestión pesada. Estos ejemplos son clarísimos, pero de eso va la cosa.

Cuando algo no funcione bien en tu cuerpo, no lo dejes pasar como un dolor pasajero, hazle caso. Eres tú mismo mostrándote que algo de lo que has hecho no es bueno para ti.

Un dolor de muelas, un pinchazo tras la rodilla, una palpitación molesta en el estómago… de todo puedes sacar una lección. Y esto no se arregla sólo comiendo y ejercitando adecuadamente. Es muy importante la actitud que tomas, la finalidad y el propósito que buscas. Existen dolores y lesiones que tienen un origen más sutil. No aceptar una parte de ti mismo puede desembocar en un conflicto serio.

Si no consigues los abdominales que quieres, a lo mejor es que no es eso lo que tú puedes alcanzar en un estado sano. Demasiadas veces, nuestro inconsciente es más sabio que nuestro consciente. Si te aceptas, y te reconoces como tu propio cuerpo, tal y como es, se mostrará la versión más completa que puedas alcanzar. Y estarás a gusto contigo mismo.

 

Fotografía de varios hombres con cuerpos de lo más normales, posando ante la cámara

Cuerpos normales

 

Porque también tenemos que dejar que se muestre nuestra manifestación física sin ataduras, sin condiciones.

De nada sirve seguir buscando un cuerpo idílico (según nuestra mente), porque vas a conseguir una frustración continua, y la sensación de fracaso por no alcanzarlo. Y si lo alcanzas, porque ahora tienes que mantenerlo…

 

Permítete mostrarte como eres, aprende de las pistas que te deja el cuerpo, y así comprobarás qué alimentación y ejercicio es el mejor para ti. Y una vez alcances un equilibrio físico, te llegará la hora para alcanzar el equilibrio mental.

 

Pero eso es para otra ocasión…

Artículos relacionados