El secreto del Eneatipo 1: Eneagrama y psicología

El secreto del Eneatipo 1: Eneagrama y psicología

07/03/2018 3 Por Sara

¿Conoces las características del eneatipo 1? Mucho se ha escrito y hablado acerca del eneagrama y de los diferentes eneatipos o personalidades. Pero en este artículo, vamos a focalizar nuestra entera atención en el eneatipo 1. Poco a poco, iremos posteando las características de los restantes eneatipos, así como su relación con la astrología, el tarot y otras doctrinas más o menos herméticas.

El eneatipo 1 es un tipo de personalidad fascinante, mágina y atrayente, de hecho, una gran parte de las personas de éxito son este eneatipo. Sus cualidades lo convierten en la persona más idónea para triunfar y luchar por lo que considera correcto, hasta el final, ¿quieres saber por qué?

 

👉 Antes de nada, igual te preguntes ¿”a qué eneagrama pertenezco“? No problem, haz este test online para descubrirlo.

 

Es probable que también te interese leer:

Qué es el eneagrama de la personalidad y para qué sirve

Aprende qué es el esoterismo y para qué sirve

 

Características principales del eneatipo 1

El eneatipo 1: El perfeccionista, el juez, el verdugo, el revolucionario.

El eneatipo 1 entra dentro de la denominada triada instintiva o visceral (haciendo alusión a las vísceras y a las entrañas) junto al eneatipo 8 y al eneatipo 9.

 

Triadas del eneagrama

Triadas del eneagrama

 

Su centro de emoción es el cuerpo, el aquí y el ahora, el trabajo, la supervivencia y el instinto. Sin embargo, estos eneatipos suelen estar muy desconectados de sus cuerpos, por lo que la personalidad trata de tomar el control en todo momento. Su talón de Aquiles es la ira y la agresividad, pues su resistencia hacia la realidad les genera mucha insatisfacción.

Este eneatipo es un gran “hacedor”. Es profundamente perfeccionista, hasta rozar el extremo, lo que le lleva a cargar con un enorme saco de ira interna a sus espaldas. Esto se debe a su fuerte grado de autoexigencia y autoperfección.

Protege sus valores insistentemente, corrigiéndose a sí mismo constantemente, así como a los demás. Sigue las leyes y las normas, y el deber es una obligación autoimpuesta por encima del placer y del ocio.

 

Pintura de Henrietta Harris

Pintura de Henrietta Harris

 

“El deber de todo hombre es tratar de alcanzar continuamente la perfección”

 

Suele caracterizarse por una clara ausencia de naturalidad, por un acentuado dominio de las emociones y reacciones y por su gran inflexibilidad. Tratan de buscar su Verdad, impetrando la perfección en un mundo imperfecto, sin delegar NADA en NADIE.

Un eneatipo 1 sabe cómo se han de hacer las cosas, lo cual le confiere autoridad. Se rigen por una absoluta disciplina, crítica, rigidez y control.

 

 

Subtipos del eneatipo 1

Como en todos los eneatipos, hay tres subtipos: sexual– social – conservador.

 

1. Subtipo sexual

No tiene nada que ver con la sexualidad per se, sino con la vehemencia y la pasión. Defienden sus valores por encima de todo. Suelen ser valores idílicos, de cambio y revolución social para cambiar el mundo a mejor.

Son muy organizados, metódicos y disciplinados, organizándose su tiempo a todas horas y manteniendo un riguroso control de sí mismos. Muchos eneatipos 1 de este subtipo han dado pie a profundas reformas sociales y políticas.

 

Ejemplo de Eneatipo 1: Lisa Simpson

Ejemplo de Eneatipo 1: Lisa Simpson

 

2. Subtipo social

Son personas que tienden a adoctrinar y organizarlo todo como ellos creen que es lo correcto, pues “ellos saben cómo se deben hacer las cosas”. Dan mucha importancia a los pequeños detalles. Sienten gran ira ante todo aquello que se escapa de su control, que tienden a reprimir por muecas de disgusto.

 

Ejemplo de eneatipo 1: Mary Poppins

Ejemplo de eneatipo 1: Mary Poppins

 

3. Subtipo conservador 

Estos individuos son los “tradicionalistas” por antonomasia. Siguen la tradición a rajatabla porque es lo “correcto”. Son muy, muy perfeccionistas, quisquillosos y jamás reconocen que se equivocan.

Están muy preocupados por su imagen y por cómo les ve el resto. Suelen resultar bastante molestos a la larga.

 

Ejemplo de eneatipo 1: Miss Daisy, de la película El chófer y la señora Daisy, 'Driving Miss Daisy' en inglés)

Ejemplo de eneatipo 1: Miss Daisy, de la película El chófer y la señora Daisy, ‘Driving Miss Daisy’ en inglés)

 

 

Algunos ejemplos históricos del Eneatipo 1 son:

 

Ejemplo de Eneatipo 1: Margaret Thatcher

Ejemplo de Eneatipo 1: Margaret Thatcher

 

Ejemplo de eneatipo 1: Lutero

Ejemplo de eneatipo 1: Lutero

 

Ejemplo de eneatipo 1: Kant

Ejemplo de eneatipo 1: Kant

 

Ejemplo de eneatipo 1: Confucio

Ejemplo de eneatipo 1: Confucio

 

Ejemplo de eneatipo 1: Gandhi

Ejemplo de eneatipo 1: Gandhi

 

Ejemplo de eneatipo 1: Churchill

Ejemplo de eneatipo 1: Churchill

 

Ejemplo de eneatipo 1: Clint Eastwood

Ejemplo de eneatipo 1: Clint Eastwood

 

 

Grados del eneatipo 1

Teniendo en cuenta los tres subtipos, también se debe matizar que dentro de cada uno hay diferentes niveles de desarrollo, catalogados como “sano”, “medio” e “insano”.

Grados eneatipo

Grados del eneatipo

 

1. El eneatipo 1 sano (en cualquiera de sus subcategorías)

Es el máximo equilibrio existente de este eneatipo. No suele ser común, pues requiere de mucho esfuerzo en autosuperarse y de gran introspección y autoconocimiento. Dominan la ética y la moral. Poseen profundos valores que tratan de seguir en todo momento a través de la autodisciplina, la lógica y el raciocinio. Colman de importancia a la justicia y la Verdad. Debido a su conocimiento de sí mismos, pueden llegar a ser magníficos maestros y sabios. Su mayor prueba será aceptar el mundo tal como es, otorgándoles una perspectiva inusual a través de la cual sabrán que, para cambiar el mundo, primero han de cambiar ellos.

 

2. El eneatipo 1 medio

Es, por desgracia o por fortuna, el más numeroso. No se sienten conformes con el mundo que les rodea y sienten que necesitan favorecer un cambio. Creen saber en todo momento lo que es correcto, y, a no ser que se hagan las cosas a su manera, nunca estarán contentos. Son absolutamente perfeccionistas y exigentes tanto consigo mismo como con todo su entorno. Todo debe hacerse como ellos creen que debería ser. Suelen ser excesivamente puntuales, pretenciosos, idealistas, jueces de todo y de todos e intolerantes.

 

3. El eneatipo 1 insano

Es el peor estado de este eneatipo. Suelen ser excesivamente intolerantes, dogmáticos, e incoherentes con sus valores, al predicar una cosa y luego hacer otra. Aunque para ello, se autojustificarán constantemente, pues “no pueden estar equivocados, siempre han de tener la razón”. Es posible que critiquen a los demás con malicia e impiedad por no estar alienados con sus valores, sin embargo, critican al resto, pero no a sí mismos por hacer exactamente lo mismo. Pueden rozar los límites de la crisis vital, la ansiedad, el síndrome obsesivo-compulsivo y la depresión.

 

Eneatipo 1: perfeccionismo

Eneatipo 1: perfeccionismo

 

Recordatorio: puedes hacer el test de personalidad para averiguar tu eneatipo haciendo click aquí.

 

La madurez es la habilidad de pensar, hablar y mostrar tus sentimientos dentro de los límites de la dignidad. La medida de tu madurez es lo espiritual que eres durante tus frustraciones.

Artículos relacionados