Los Dioses cristalizados: la magia de los cristales

Los Dioses cristalizados: la magia de los cristales

22/03/2019 0 Por Sara

Esta nueva entrada sobre la magia de los cristales viene de la mano de Frank Castle. Hace tiempo le pedí a Frank que escribiera un artículo para Corphilium sobre las propiedades de los cristales y sus características más mágicas, por así decirlo. Hoy, después de semanas y semanas de haber leído su brillante artículo, puedo tener un rato para editarlo y publicarlo. Sin más que añadir, os dejo con “Los Dioses cristalizados“.

Pintura de la portada: “El jardín de las delicias”, de J.B., El Bosco (1450-1516)

 

También te interesará ojear:

El Arcano 1: Simbolismo e interpretación de El Mago en el Tarot

Sobre el ego y dejar de compararse

Sexualidad y astrología: Eros en la carta astral

 

Introducción a la magia de los cristales

«Si las puertas de la percepción quedaran depuradas, todas las cosas aparecerían ante el hombre tal como son: infinitas»

William Blake

Debido a la complejidad del tema, este texto sólo pretende ser un homenaje a la Magia de los cristales, o un recordatorio para los que ya se introdujeron en ella.

Son numerosas las tradiciones, religiones y mitos en la humanidad que nos hablan de un paraíso previo a la existencia que conocemos. Un lugar sagrado donde todos los entes y energías sublimes vivíamos en unidad y armonía , y en el que compartíamos trono con los Dioses.

 

Imagen de un cuarzo blanco

La Magia de los cristales

 

En estas mismas tradiciones se nos habla de una Gran Caída tras la cual la única manera que encontraron algunos de estos dioses para perpetuarse en el mundo de la forma, el tiempo y el espacio, fue transformándose en lo que hoy llamamos “Cristales”. Esta transformación tuvo lugar a través  del Gran Espíritu de Fuego. Es por ello la profunda relación que existe entre los cristales y este elemento.

“De este modo, las piedras más puras, actualmente conocidas como cristales, son en realidad dioses metamorfoseados. Por esta misma razón, los hombres se han sentido siempre fascinados por los cristales: dominarlos es sinónimo de dominar a los dioses; y quien domina a los dioses, puede dominar cualquier cosa“.

BOSTROM, F., 2005 Barcelona

Símbolo de la tradición sagrada

El punto superior del rombo de la imagen situada debajo de estas líneas representa la unidad primordial, desde la cual se produce la caída hacia la dualidad, representada por los dos puntos paralelos, mientras que el último punto significa el regreso a la unidad, una vez concluida la evolución.

El círculo con la X en su centro, simboliza el fuego que fecunda el agua, para que se manifieste la Unidad en un solo Ser. En esta tradición, el fuego simboliza el espíritu y el agua la materia, y la figura geométrica del rombo simboliza a los cristales.

 

Símbolo de la tradición sagrada

Símbolo primordial de la tradición sagrada

 

Los Dioses cristalizados, al igual que la humanidad, (aunque la mayoría no sea consciente de ello), también tienen el deseo de volver al estado anterior al “gran pecado”. Y eso sólo les será posible cuando el Universo alcance un grado elevado de evolución.

Es por esto que los cristales están al servicio de la voluntad humana, para ayudar con su magia a que el Espíritu triunfe sobre la materia.

 

 

¿Cómo encontrar tu cristal personal?

Si estás interesado en adentrarte en este apasionante mundo, uno de los primeros pasos podría ser encontrar tu cristal personal (una punta de cuarzo).

Lo ideal sería ir a un yacimiento, pero como esto es complicado para la mayoría, cuando la intuición así te lo indique, puedes acercarte a una tienda donde tengan gran cantidad de éstas. Una vez allí, con la mente lo más relajada posible, será el cristal el que te elija a ti y no al revés.

 

Imagen de una punta de cuarzo

Cómo encontrar tu piedra personal

 

Concéntrate durante un rato delante de las piedras y, si transcurrido cierto tiempo, sientes una atracción “irresistible” por una de ellas, ese será tu cuarzo personal.

Has de tratarlo como si fuese un amigo. Tenlo siempre cerca, y no dejes que nunca nadie lo toque. Si lo tratas con amor y cariño, él te lo devolverá con creces. Pero si lo desprecias, actuará de la misma manera hasta acabar en manos de alguien que de verdad lo valore, o tal vez podría acabarse partiendo.

 

 

¿Como se limpian los cristales?

Cuando F. Bostrom formuló esta pregunta a su anciano maestro, ésta fue su respuesta:

-¡Esto es algo totalmente absurdo! Puedes limpiarles la tierra o el polvo, pero no las energías negativas. ¡Los dioses no las tienen!

…ellos no necesitan ser “recargados”. Puedes activar sus poderes, excitarlos, tal como una mujer podría hacer con un hombre, pero no conseguirías “recargarlos”. Los cristales poseen un poder intrínseco, totalmente independiente de las acciones humanas. Recuerda que son dioses.

BOSTROM, F., 2005 Barcelona

Con los cristales ocurre algo similar a lo que ocurre con las personas, ellos también pueden ser nuestro reflejo. Por lo tanto, lo primero que has de limpiar ¡es a ti mismo!, pues ellos difícilmente te van a poder dar más de lo que eres.

 

Dioses cristalizados: la magia de los cristales

Dioses cristalizados: la magia de los cristales

 

Es por esta razón, por la propia “negatividad” de la que podemos ser portadores que, algunos de ellos, cuando la intuición así lo indique (algunos no necesitan ser limpiados nunca, salvo lo básico y lógico, como el polvo etc), sí que pueden necesitar de algún tipo de “limpieza”, para la cual dejaré algunas pautas sobre cómo hacerlo con cualquiera de los cuatro elementos, tanto para los cuarzos como el resto de cristales.

En todos los casos sostén la piedra con la mano derecha.

 

Elemento Agua 

 Estos son algunos medios a través de los cuales limpiar tus cristales con el elemento Agua.

– Deposita durante unos minutos la piedra o cristal en un riachuelo.

– Sostenla bajo una pequeña cascada, un salto de agua o cualquier fuente natural. Si vives en la “gran ciudad”, y la piedra o cristal tolera el agua, puedes ducharte con ella, y dejarla bajo el grifo el tiempo que tu intuición crea necesario.

– Sostenla en la orilla de una playa, bajo el movimiento de las olas*.

– Déjala unas horas bajo el agua de la lluvia.

Antes de continuar, y sabiendo que hay gente que tiene la costumbre de coger todos los minerales y sumergirlos en agua con sal de manera automática:

Algunos cristales, como por ejemplo la selenita, no deben siquiera meterse en agua, pues podría llegar a deshacerse. No todos los  minerales tienen la misma dureza. Otros cristales, como la malaquita, pueden perder fácilmente su esmalte al exponerlo al contacto con la sal. E incluso otras piedras, aún siendo de mayor dureza, se ha podido notar que salen “muertas” tras exponerse a una solución salina.

Usa tu intuición, pero si dudas, usa cualquier otro método.

 

Elemento Aire 

Prana: sintiendo la pureza del aliento universal, sopla suavemente expulsando todo el aire de tus pulmones sobre la piedra. Inspira y repite cuantas veces creas necesario.

– Si te encuentras en un lugar donde el viento sople con fuerza, eleva el cristal hacia él. Hazlo con el brazo extendido hacia arriba y, mentalmente, ofrécesela al viento.

 

Elemento Tierra 

– Entiérrala en un suelo natural (de uno a tres días).

– Déjala enterrada en la arena de una playa durante unas horas.

– Déjala durante 24 horas en una drusa de cristal.

 

Elemento Fuego 

– Con una pinza, pasa la piedra varias veces por la llama de una vela.

– Con incienso, haciendo que el humo impregne toda la piedra.

– Dejar la piedra bajo los rayos solares del amanecer.

Si disponéis de un cuenco de cuarzo, también lo podéis usar para este menester.

Usa tu intuición, unas requieren de continuas limpiezas, y otras no lo necesitan NUNCA.

 

 

Errores y riesgos de los cristales

Es muy común ver cómo mucha gente adquiere un cristal por el simple hecho de coincidir con su signo zodiacal.

Con los cristales, esto podría ser incluso contraproducente. Dependiendo del carácter de la persona y del cristal. Por ejemplo, un cristal rojo como el granate o el rubí, podría ser asociado a los signos astrológicos de fuego: Aries, Leo y Sagitario.

Sin embargo, si la persona que compra o recibe esta piedra es de carácter agresivo, estos cristales en cuestión -en caso de conectar con la persona- no harán más que acrecentar esta agresividad. En realidad, no es porque el cristal quiera dañar a la persona en sí, si no para que ésta se dé cuenta de su situación interna y busque lo que realmente le corresponde. Si uno no se hace consciente de este aprendizaje, puede acabar convirtiéndose en un riesgo para consigo mismo y para con los demás.

 

La magia de los cristales: Algunas recomendaciones iniciales

Si buscáis una piedra como protección, no cometáis el “error” de ir directos a la OBSIDIANA. Aunque es una piedra negra y como tal se suele asociar al primer Chakra-raíz, no es una piedra para principiantes.

Si efectivamente conecta contigo la obsidiana -y suele acabar haciéndolo-, ésta trabaja el ego de manera tan implacable que te mostrará tu lado más oscuro. No me extenderé aquí, pero si no te consideras de corazón una persona que ya ha trabajado muy duro su interior, deja para más adelante el uso de la obsidiana. En su lugar, compra mejor una pieza de turmalina negra o de onix negro.

 

Imagen de una esfera de obsidiana dorada sobre un fondo negro

Esfera de obsidiana dorada capaz de mostrarte tu sombra más oculta

Más sobre la obsidiana dorada: deobsidiana.com

En cuanto a la malaquita, únicamente me detendré para decir que, aunque es de gran belleza, es una piedra tóxica. En caso de comprarla, comprueba que esté bien pulida para que no deje restos de polvo. Y en caso de tener niños pequeños rondando por casa, será necesario que tanto este como otros cristales potencialmente peligrosos para ellos no estén a su alcance.

 

imagen de una malaquita

Ejemplo de malaquita, considerada una auténtica “piedra de transformación”.

Más sobre la curación por medio de la malaquita: runamágica

Algo similar puede ocurrir con los fluorescentes a la luz ultravioleta. Sí, son espectaculares, pero es mejor guardarlos en una caja de plástico transparente, con la piedra pegada a su base:

 

Piedra fluorescente a la luz ultravioleta. De nuevo, la Naturaleza nos sorprende con sus formas.

Piedra fluorescente a la luz ultravioleta

 

 

Programación con cristales

Por último, permitidme compartir alguna meditación o programación con cristales. Sin embargo, no será por medio del llamado ritual de fuego, pues el mero hecho de no realizarlo al aire libre podría resultar peligroso. Vayamos a cosas más seguras.

En cualquier caso, nunca utilices tu cristal personal para ningún ritual. La piedra, como ya comenté anteriormente, debe ser tratada como a un amigo, y llevarla siempre encima. Por ello, no se ha de usar para ninguna operación mágica.

 

Programación #1

Si tienes alguna preocupación, como podría ser un examen o una entrevista de trabajo, puedes hacer lo siguiente:

Consigue una punta de cuarzo transparente. Una vez hecho esto, sitúa la punta del cristal a la altura del tercer ojo con la punta orientada hacia arriba e imagínate con serenidad y seguridad ante esa situación. Proyecta mentalmente esa visualización en el cristal y mantente durante un tiempo en estado de relajación para reafirmarla.

Lleva este cristal encima el día que tengas que enfrentarte a esa situación. Recuerda que para cualquier programación, cuanto más serena esté tu mente más fuerza tendrá esta.

 

Programación #2

Esta segunda programación a través de la magia de los cristales está enfocada para cuando ha habido una discusión o una seria discordia en una relación de cualquier tipo y no encuentres una manera de subsanarlo.

En ningún caso se ha de intentar usar esta programación para intentar manipular a ninguna persona. El efecto boomerang ocasionado por el uso malintencionado de los cristales puede llegar a ser peor que la de cualquier otra magia.

Incluso en el “mito” de la Atlántida se nos cuenta que esa civilización acabó destruida a causa de un abuso sobre el poder de los cristales.

En esta programación se usan lo que se suele llamar gemelos tántricos, es decir, dos cuarzos unidos que han crecido juntos y comparten una misma base.

 

Imagen de unos Gemelos Tántricos de cuarzo

Gemelos Tántricos, ideal para equilibrar y armonizar todo tipo de relaciones personales

 

Así pues, antes que nada, debes sujetar el cristal con la mano izquierda.

Concentra toda tu atención en la otra persona y la situación, y sé receptivo a una eventual resolución mutua y amistosa. Lleva el mineral a la altura del pecho y mantenlo contra tu corazón. En este punto, piensa en el amor que sientes por esa persona. Por último, sostén el cristal contra el tercer ojo, y abre la mente a la Sabiduría necesaria para acertar de nuevo en la relación con esa persona y esas circunstancias concretas.

También se puede colocar el cristal en un lugar especial, o llevarlo encima mientras tratas de comunicar a esa persona lo que llevas en el corazón o en la mente, pero siempre de manera honrada. Si la persona en concreto no está accesible o ya falleció, puedes programar el cristal de manera que obtengas una relación “acertada” y después depositar el cristal en un altar diseñado para este fin.

 

 

Bibliografía de interés

1) BOSTROM, F., El mago de los cristales, Barcelona, editorial MTM, 2005.

2) BOSTROM, F., La sabiduría de las piedras, Barcelona, edit. Obelisco, 1993.

3) RAPHAELL, K. et al., La iluminación por los cristales, Madrid, edit. Arcano Books, 1999.

 

© Corphilium ID 1903210344751 (Creative Commons Attribution 4.0)