Los mudras, ¿qué son y para qué sirven?

Los mudras, ¿qué son y para qué sirven?

03/08/2018 4 Por Sara

A muchos, le sonará a chino el término mudra (aunque más bien debería sonarles a sánscrito 🙂 ). Otros, habrán oído esta palabreja con anterioridad, pero bien por falta de tiempo o ausencia de curiosidad, todavía no han indagado en ello. Bien, pues yo estaba en este segundo grupo hasta que he pensado “oye, ¿y qué tal si leo algo sobre los mudras?“. Y en esas andamos.

 

Quizás también te interese ojear:

Aprende qué es el esoterismo y para qué sirve

Mejora tu vida a través de tus creencias

Mañanas milagrosas: los 6 hábitos del éxito (ritual mañanero)

 

¿Qué es un mudra?

Un mudra (del sánscrito se pronuncia “mudráa”) es un gesto simbólico o ritual propio del hinduismo y el budismo. Algunos mudras involucran todo el cuerpo, pero la mayoría son sencillamente realizados con las manos y los dedos. Un mudra, pues, es un gesto espiritual y un sello energético usado habitualmente en la iconografía hindú y budista, y tenida como práctica espiritual común dentro de estas religiones. El Tantra estima un total de 108 mudras practicados con regularidad en sus rituales.  

Cada mudra confiere al practicante unas determinadas cualidades, aunque a grandes rasgos, se cree que la práctica meditativa con mudras otorga beneficios terapeuticos al cuerpo y a la mente.

 

Buda, en posición de loto

 

En el yoga, los mudras son usados combinados con asanas (posiciones del cuerpo) y pranayamas (ejercicios de respiración), para estimular el flujo energético del cuerpo y alterar la corriente de prana (hálito de vida) en el cuerpo. Más adelante dedicaré un vídeo y un artículo para hablar específicamente del prana.

El Natya Sastra es un antiquísimo texto hindú (con un nombre muy rimbombante, lo sé) que describe las artes escénicas y que compila 24 asaṁyuta (mudras de una sola mano) y 13 saṁyuta (mudras de dos manos).

 

Danza hindú

Danza hindú

 

El budismo e hinduismo tienen en común bastantes mudras. En otras regiones, como en Laos o Tailandia, los mudras son diferentes (aunque comparten iconografía con las regiones de la India).

La danza tradicional hindú otorga un cariz fundamental a los mudras. Todos los tipos de danza clásica hindú usan entre 32 y 20 mudras-raíces. Estos mudras (a una o dos manos) se acompañan de movimientos corporales, de hombros y brazos y gesticulación facial. En cuanto al yoga, sus dos fuentes elementales son el Gheranda Samhita y el Hatha Yoga Pradipika. El yogui Satyananda Saraswati (1923-2009) fundó la Escuela Bihar de Yoga en 1964, ensalzando de nuevo la importancia de los mudras dentro de su práctica yóguica de asanas, pranayamas y bandas (contracciones o “bloqueos” musculares). También se usan los mudras en las artes marciales orientales.

 

 

Algunos mudras de práctica fundamental en yoga:

 

Asana de Yoga

 

Chin-mudra

Es uno de los mudras más usados con diferencia. Consiste, como vemos en la imagen inferior, en posar el dedo índice en el dedo gordo, formando un cero con los dedos. El resto de los dedos están estirados, y el dorso de la mano suele apoyarse sobre las rodillas, colocadas en posición de loto o en posición de Vajrasana (con las rodillas dobladas, como se sientan los japoneses).

Este mudra sirve para activar el diafragma, estimulando una respiración más profunda. Este mudra puede acompañarse con un pranayama que consiste en contar 5 segundos cuando se exhala, se contiene 2 segundos la respiración, y se inhala durante 4 segundos (es decir, 5-2-4-2). Esta pranayama se dice que favorece que el prana fluya hacia la pelvis y hacia las piernas.

Chinmaya-mudra

Se mantiene la misma posición del dedo índice y dedo gordo. Sin embargo, la diferencia entre el Chinmaya-mudra y el Chin-mudra es que el resto de los dedos están encogidos sobre sí mismos, como observamos en la imagen.

La posición idónea para practicar este mudra sería, de nuevo, meditando en posición de Vajrasana. Supuestamente, el Chinmaya-mudra activa las costillas, expandiéndolas lateralmente durante la inhalación. El mismo pranayama anterior (5-2-4-2) practicada de forma lenta, causa que el prana fluya hacia el torso y garganta.

 

Chinmaya-mudra

Chinmaya-mudra

 

○ Adi-mudra

El dedo gordo se dobla en la palma, mientras el resto de los dedos se doblan cubriendo este dedo. Debería usarse en la posición de loto o Vajrasana. Este mudra sirve para activar los músculos pectorales, favoreciendo la expansión del pecho hacia adelante en la inhalación. El pranayama 5-2-4-2 estimula el flujo de prana hacia la garganta y hacia la cabeza.

adi-mudra

Adi-mudra

 

○ Brahma-mudra

La posición de las manos se mantiene igual que con el Adi-mudra, con la novedad de que ahora las manos se emplazan nudillos contra nudillos, a la altura del ombligo. Con esta práctica, la respiración se hace completa: en la inhalación, el diafragma desciende, las costillas después se expanden y luego los músculos pectorales avanzan hacia adelante.

La exhalación  sigue el mismo esquema, creando un movimiento de “onda”.

 

brahma-mudra

Brahma-mudra

 

○ Prana Mudrā

Este mudra es bastante más complicado que los demás, pues sincroniza el gesto de las manos con la práctica de pranayama y la meditación. La posición idónea de este mudra es la posición de Siddhasana (posición de loto o, si no se puede, con las rodillas dobladas).

Un solo ciclo de la práctica correcta de este mudra, puede estimular enormemente el prana del cuerpo. Puedes encontrar más información en la obra de Hiroshi Motoyama Theories of the Chakras (Nota* este libro no lo he encontrado en español, pero podéis descargaros en PDF un resumen de su obra sobre los chakras y sus experiencias haciendo click aquí).

 

Prana-mudra

Prana-mudra

 

 

Algunos mudras de práctica fundamental en el budismo:

 

Amanecer de una estatua budista

Amanecer de una estatua budista

 

Estos mudras corresponden enteramente a la religión budista y han de practicarse -en esencia- durante la práctica meditativa.

 

Abhaya-mudra

Se trata del gesto de la audacia, de la valentía, y representa bondad, paz, protección y el desvanecimiento del miedo. Es muy probable que históricamente se remonte a orígenes más lejanos que la vida de Buda, como símbolo de buenos propósitos al encontrarse con desconocidos.

En el budismo Theravada, se suele practicar con la palma de la mano derecha totalmente abierta, mirando hacia delante, a la altura del hombro, mientras la mano izquierda descansa sobre la rodilla.

 

Bhumisparsa-mudra

Este mudra se traduce como “testigo de tierra” y rememora el instante en que Buda, durante su meditación, tocó con su mano derecha la tierra rogándole a Pṛthivi, el devi de la tierra, que fuera su testigo durante su iluminación cuando fuera tentado por el gran demonio Mara. La posición de este mudra trata de emular esta misma historia, alejando la mano derecha del regazo para tocar la tierra.

 

Bodhyangi-mudra

Traducido popularmente como “mudra de los seis elementos” o “puño de sabiduría” consiste en agarrar con la mano derecha el índice de la mano izquierda.

 

Dharmachakra-mudra

Se traduce como “giro de la rueda” y hace referencia al momento en el que Buda predicó su primer sermón después de iluminarse en Sarnath. Icónicamente, sólo se representa a Buda realizando este mudra, a excepción de Maitreya, como máximo representante de la Ley Suprema.

Consiste en colocar ambos manos en Chin-mudra, pero siguiendo las imágenes de a continuación, ya que, como se dice, una imagen vale más que mil palabras.

 

Dhyana-mudra

Este mudra se traduce como “el mudra del vacío” y es uno de los más habituales dentro del budismo. Es la representación de la buena ley, de la meditación y de la Shangha (comunidad budista). La mano izquierda se posa sobre la mano derecha mientras sus dedos gordos se tocan. Simboliza también el fuego espiritual de las tres joyas budistas (el Buda, el Dharma o enseñanzas budistas y la Shanga).

 

____________________________

 

Y tú, ¿has probado algún mudra? ¿qué te parecen? Yo la verdad es que sí, pero sin tener mucha idea de qué es lo que estaba haciendo durante las meditaciones. A partir de ahora, practicaré los mudras a la hora de meditar a sabiendas de qué estoy haciendo exactamente  🙂 si conoces alguno más, no dudes en comentármelo, seguiré investigando.

 

© Corphilium ID 1810098690170 (Creative Commons Attribution 4.0)

Artículos relacionados