Personas altamente sensibles (PAS): ¿eres una de ellas?

Personas altamente sensibles (PAS): ¿eres una de ellas?

14/01/2019 2 Por Daniel

En este artículo vamos a profundizar en el concepto de la Alta Sensibilidad desde una perspectiva puramente psicológica, y en qué quiere decir, exactamente, ser una “Persona Altamente Sensible” (cuyas siglas dan lugar a “PAS“).

Últimamente la Alta Sensibilidad ha estado muy de moda, pero me temo que mucha gente ha estado utilizando este criterio de manera errónea, o al menos, incompleta. Pero vayamos por partes.

Quizá también quieras ojear:

La queja está arruinando tu vida: Deja de quejarte

Mejora tu vida cambiando tus creencias

Toma responsabilidad de tu propia vida

¿Qué es la Alta Sensibilidad?

La Sensibilidad de Procesamiento Sensorial es una serie de características neuropsicológicas. Fue posteriormente que fueron asociadas a un rasgo de personalidad que el matrimonio Aron llamó Alta Sensibilidad. En consecuencia de esto, se acuñó el término PAS (Persona Altamente Sensible/ Highly Sensitive Person o HSP en inglés)

Elaine Aron propone el Modelo D.O.E.S. de la Alta Sensibilidad, que describe las características básicas del rasgo en cuatro pilares:

↦ Procesamiento profundo de la información.

↦ Sobreestimulación. La tendencia a sobrecargarse con estímulos ambientales.

↦ Reactividad emocional y empatía. 

↦ Sentidos más desarrollados y abiertos a captar sutilezas.

 

Procesar la información profundamente puede llevar a dar miles de vueltas a lo mismo, rumiando la información e incluso encontrando matices que otros no encuentran.

 

Niña sentada en el campo, soplando una flor

Personas Altamente Sensibles y su conexión con el mundo

Una de cada cinco personas es PAS

La fuerte emocionalidad y la elevada sutileza de la capacidad de percepción de las PAS conlleva una vivencia diferente de la belleza en general y concretamente en las artes y en la naturaleza.

Tal vez alguna vez te has embriagado viendo una puesta de sol, o has sentido una felicidad infantil al ver corretear a tus compañeros animales, o se te ha puesto el vello de punta al contemplar un cuadro o al escuchar una pieza musical… De esto estamos hablando, pero magnificado en el caso de las PAS.

Una de cada cinco personas es una Persona Altamente Sensible, y curiosamente existe en igual proporción en hombres y mujeres. Esto podría explicarse culturalmente, puesto que dependiendo de la cultura, la sensibilidad es más o menos valorada.

 

Una pareja de ancianos dando un paseo por el campo

Alta sensibilidad ¿Soy una Persona Altamente Sensible?

Como Persona Altamente Sensible es probable que…

♦ Te fijes mucho en los pequeños detalles. Seas un perfeccionista.

♦ Tu sensibilidad a las críticas. Aplicado al resto, tiendes a evitar que otras personas se sientan mal.

♦ Tiendas a querer complacer a todo el mundo.

♦ Disfrutes más de los deportes individuales (sin significar esto que no te gusten los deportes grupales).

♦ La empatía es algo que llevas al extremo y llegas incluso a sentir el dolor de los demás.

♦ Lloras más a menudo que el resto o sientas las emociones más intensamente.

♦ Lleves mal tomar decisiones, aunque, según Elaine Aron, al final sueles tomar la correcta.

♦ Alguna vez te han dicho que “deberías dejar de ser tan sensible”.

♦ Te hayas sentido incomprendido o incomprendida.

Sientas que no encajas.

PAS no es…

Puede existir cierta confusión con el término ‘’sensible’’, y es que ser una PAS no implica necesariamente:

↦ Ser una persona con creencias espirituales. Si bien es cierto que se ha encontrado una tendencia de las personas con este rasgo de la personalidad a la introspección y a la espiritualidad, no es para nada un rasgo definitorio. La New Age también usa a veces el término PAS para referirse a personas con capacidades de videncia o mediumnidad, rasgos que tampoco son característicos de las PAS.

↦ Ser una persona débil o frágil. Simplemente te abrumas antes. Si eres tan perceptivo que recibes toda la información, es natural que tus sentidos se saturen. Cuando los estímulos son intensos o complejos, te resultan novedosos o los encuentras caóticos, tu cerebro no puede manejarlos.

↦ No es algo aprendido. De hecho se ha encontrado de manera innata en más de 100 especies, lo que podría indicar un mecanismo de supervivencia diferente al resto.

↦ Padecer de un trastorno médico o psiquiátrico. Aunque algunos rasgos de estas personas tiendan a la ansiedad o la depresión, no implica que sí o sí vayan a desarrollar trastornos de este tipo si aprenden a cuidarse. De hecho, el cerebro de las PAS funciona un poco diferente al del resto (mayor activación del hemisferio derecho, entre otras) pero esto no indica ni mucho menos algo patológico.

↦ En algunos entornos se llega a confundir paradójicamente la Alta Sensibilidad con algunos trastornos de la infancia: las dificultades de socialización con el autismo, la aparente falta de concentración con el TDAH… Un rasgo y un trastorno no tienen porqué coincidir necesariamente.

↦ Ser una persona tímida. La timidez es una conducta aprendida, y ya se ha visto que la Alta Sensibilidad parece ser algo innato. Además, alrededor del 30% de las PAS son extrovertidos. También se confunde con introversión y por el mismo motivo no ha de ser confundido.

 

Una de cada cinco personas resulta ser Altamente Sensible
Una de cada cinco personas resulta ser Altamente Sensible

¿Cómo convertir la Alta Sensibilidad en un Don?

Aunque seguramente muchas PAS hayan sentido el llamado de la naturaleza, o la necesidad imperiosa de retirarse a un santuario alejado del mundanal ruido debido a su elevada sensibilidad, existen métodos o conductas a aprender para proteger al cuerpo y la mente de la sobreestimulación y poder llegar a disfrutar de la empatía, la sensibilidad… del Don de la sensibilidad.

Al tratarse de un rasgo de personalidad, no se puede hablar de cura. No dejarás de ser sensible. Sin embargo, sí puedes aprender a llevar esa sensibilidad de un modo más equilibrado, aprender estrategias para cuidarte mejor y sobre todo tener en cuenta tu propio cuerpo y aprender a cuidarlo de manera que las situaciones o estímulos que te afectan lo hagan menos.

La meditación y el ejercicio

¿Hace cuánto que no notas la pesada carga de tu cuello? ¿Hace cuánto que intentas callar las voces de la mente? Frena un momento y disfruta de la quietud.

Dadas las características de las Personas Altamente Sensibles, una técnica que promueva la relajación corporal y ayude a sobrellevar la rumiación parece especialmente adecuada. Si es una práctica recomendada para toda la población, ¡es útil especialmente para las PAS!

Practicar ejercicio tiene innumerables beneficios positivos sobre el cuerpo y la mente. Ayuda a liberar tensiones y puede ser un momento de desahogo.

 

Meditación y ejercicio para quietar la mente
Meditación y ejercicio para aquietar la mente

Reduce las fuentes de estrés. Aprende habilidades sociales y asertividad

Como Persona Altamente Sensible eres algo más vulnerable que el resto a padecer de estrés o ansiedad. Conociendo esto, minimiza el estrés diario. Para ello puedes crearte una rutina (siempre desde la flexibilidad) o incluso preparar estrategias ante situaciones sociales:

-Tal vez quieras llevar siempre contigo los auriculares o unos tapones para los oídos en caso de que los sonidos te saturen.

– Quizá necesites ausentarte de una situación social.

– Sé asertivo. Aprender a decir que no, a poner límites sin culpa. Si decides que algo no te sienta bien o no sientes hacerlo, dí que no. Si alguien se molesta, es su carga, no la tuya.

Organízate el día o la semana. Incluir ratos de descanso o de ocio para recargarte las pilas. ¿Qué tareas te suponen un gran esfuerzo? Si sabes que tras el trabajo estás agotado, planifica un tiempo de descanso y organiza más eventos para el fin de semana. Si el martes va a ser un día especialmente duro, por la tarde te la puedes dar de indulgencia. Es importante planificar momentos de ‘’no hacer nada’’. El doctor Ted Zeff indica en su libro que las PAS necesitan un tiempo de inactividad al día para compensar la estimulación.

Gestión emocional

Aprender a gestionar las emociones es una habilidad básica para cualquier persona. Tal vez llevar un diario de emociones te ayude a encontrar el desencadenante de un enfado o de un pico de ansiedad. O, quizá, apuntar tus pensamientos negativos te lleve a darte cuenta de que tienes más pensamientos ansiógenos o rumiaciones de las que pensabas.

Si te apetece, te propongo que durante una semana apuntes tres pensamientos negativos cada día y trates de refutarlos. ¿Es realmente cierto esto? ¿Qué evidencia hay a favor? ¿Cuál hay en contra? ¿Podría mirar este asunto desde otro punto de vista?

 

Una pareja de jóvenes en el campo

Alta sensibilidad y emociones

Busca tu Tribu

Hay una característica de las PAS que a mí personalmente me resulta muy curiosa. Muchas personas PAS se sienten incomprendidas. Suelen ser personas sociables pero a la vez aisladas, y aunque estos aspectos parecen contradecirse, tras conocer las características de las PAS no se hace una reacción descabellada.

Si los temas que trata la gente no te interesan, son demasiado ‘’bruscos’’ para ti…. Es normal que el desgaste emocional y social sea más acusado en personas con el rasgo de la sensibilidad. Si a esto le sumamos la empatía y la erosión que eso conlleva en las PAS, es normal que busquen y necesiten momentos de soledad y aislamiento, hecho que quizá tampoco entiendan ellos mismos. Por ello, suelen verse como introvertidos o tímidos.

Otro consejo que puedo darte es que que busques gente afín. Alguien con tus mismas inquietudes, quizá que también sea PAS y comprenda cómo te sientes. Sin que esto suponga, obviamente, crear un cerco a la hora de formar vínculos y amistades con todo el mundo.

Existe una asociación de Personas con Alta Sensibilidad en la que encontrar otras personas que comparten este rasgo: https://www.asociacionpas.org/alta-sensibilidad/

 

Busca alguien que te ayude a encontrar tu camino

Otra opción para entenderte mejor a ti mismo, es buscar la ayuda de un profesional o de alguien que te ayude a entender tu rasgo o a indagar contigo qué factores en tu vida no te dejan llevar al máximo tus potencialidades, entre las que se incluyen el Don de ser sensible.

 

¿Cómo saber si soy una Persona Altamente Sensible (PAS)?

La Asociación Española de Profesionales de la Alta Sensibilidad realizó un test propio íntegramente en español: https://pasespana.com/test-personas-altamente-sensibles/

También es posible buscar otros recursos online, o el pequeño test que incluye Elaine Aron en su libro El don de la sensibilidad, aunque es muy probable que si te has sentido identificado con la mayoría de aspectos que aquí se describen sea suficiente para saber que, efectivamente, eres una PAS.

Referencias

Aron, E. N., & A. Aron. 1997. Sensory‐processing sensitivity and its relation to introversion and emotionality. J. Pers. Soc. Psychol. 73:345–368.

Aron, A., Aron, E. N, Sangster, M-D., Collins, N., and Brown, L.L. (2014) The highly sensitive brain: an fMRI study of sensory processing sensitivity and response to others’ emotions. Brain and Behavior, 4, 580-594. https://doi.org/10.1002/brb3.242

Aaron, E. (2006). El Don de la Sensibilidad. Madrid: Obelisco. Zeff, T.

Foto de la portada: Niño en Tailandia

© Corphilium ID 1901149633403 (Creative Commons Attribution 4.0)

Artículos relacionados