Samhain: ideas para celebrar el Halloween celta según la Wicca

Samhain: ideas para celebrar el Halloween celta según la Wicca

15/10/2018 3 Por Sara

Samhain o Samaín es la festividad celta más relacionada, sin duda, con la brujería y con la magia. De hecho, se convirtió en la celebración más importante y consagrada entre las tribus celtas hasta su posterior conversión al cristianismo. Algunos fragmentos celtas de Samhain se han conservado en la actual festividad de Halloween. La palabra Samhain proviene del antiguo gaélico y debe pronunciarse como “sowin”. Literalmente significa ‘el fin del verano’. Samhain también ha sido bautizado como “el día de las brujas”. A continuación, te comparto el artículo más completo sobre Samhain en español hasta la fecha.

En el hemisferio norte, es celebrado entre la tarde del 31 de octubre y el 1 de noviembre. Y en en el hemisferio sur, se festeja entre el 1 y el 2 de mayo.

 

También te interesará ojear:

¿Qué es la Wicca?

Cómo celebrar Mabon (equinoccio de otoño) según la Wicca

¿Qué es la Magia del Caos?

 

¿Cuándo se celebra Samhain según el hemisferio?

En la actualidad, Samhain sigue siendo una festividad altamente significativa dentro del paganismo moderno, como la Wicca y otras corrientes.

Como sabemos, Samhain es una de las 8 festividades más importantes de la Rueda del Año (Sabbats), junto a:

Yule (solsticio de invierno): 20-23 de diciembre,

Imbolc (fiesta de la fertilidad): 2 de febrero,

Ostara (equinoccio de primavera): 19-22 de marzo,

Beltane (día de mayo): 1 de mayo,

Litha (solsticio de verano): 21 de junio,

Lughnasadh (día de Lugh): 1 de agosto,

y Mabon (equinoccio de otoño): 23 de septiembre.

______

Hemos de recordar que, dentro de la Wicca y otras corrientes paganas, suele disociarse las festividades según si vives en el hemisferio norte o en el hemisferio sur. Es decir, cuando en el hemisferio norte -por ejemplo- es Mabon (equinoccio de otoño), en el hemisferio sur será Ostara (equinoccio de primavera), la fiesta contraria según el diagrama de la Rueda del Año.

______

En el hemisferio sur, los sabbats wiccanos serían (aproximadamente):

Samhain: 1-2 de mayo.

Yule: 21 de junio.

Imbolc: 1-2 de agosto.

Ostara: 21 de septiembre.

Beltane: 31 de octubre – 1 de noviembre.

Litha: 21 de diciembre.

Lughnasadh: 1-2 de febrero.

Mabon: 21 de marzo.

 

Click para agrandar (fechas aproximadas):

 

 

¿Qué se celebra exactamente en Samhain?

Samhain es, en otras palabras, el Año Nuevo celta o Año Nuevo wiccano. Representa la muerte de un ciclo y el inicio del siguiente. En términos simbólicos, es en este mágico día cuando se cuenta que la Diosa lamenta, entre lloros y súplicas, la muerte del Dios. La Diosa (en su forma de Anciana*) espera el alumbramiento de su hijo. Samhain es la festividad elegida para rendir homenaje al Dios, que renacerá de nuevo como un Ave Fénix tras la festividad de Yule (el solsticio de invierno).

Naturalmente, esto no ha de tomarse en serio, sino que es una mera alegoría de la realidad. El Dios (el Sol) ha sido desterrado por el frío y la oscuridad (la Diosa), y de aquí en adelante, hasta el solsticio de invierno, el Sol queda minado. Sin embargo, el solsticio de invierno (Yule) da paso, poco a poco, al renacido imperio del Sol, dirigiéndonos hacia la primavera y el verano. Desde Mabon (el equinoccio de otoño) hasta Yule, la energía masculina del Dios/Sol va muriendo, y la energía de la Diosa/Luna crece. Esto lo vemos claramente en el hecho de que la luz del Sol cada vez dura menos horas, y las noches son más largas.

Samhain pone punto final a la época de cosechas, pues de aquí en adelante el frío invierno hará mella sobre los cultivos y los animales. Samhain da inicio a la era oscura y gélida del año.

[*] Ya vimos con anterioridad la triple esencia de la Diosa wiccana, personificada según los ciclos lunares: Doncella (Luna creciente), Madre (Luna llena) y Anciana (Luna menguante).

 

Imagen de una bruja anciana con un caldero

Samhain, el día de las brujas. Fuente: paradisefoundsantabarbara.com

 

 

Samhain y la muerte 

Samhain es el momento propicio para reflexionar acerca del final que nos espera a todos en último término: la muerte. De hecho, lo habitual es consagrar la noche de Samhain a las almas de amigos y familiares fallecidos, colocando uno -o varios- platos de más en la cena (con su correspondiente comida y bebida). En este día, la “barrera” que separa el mundo de los vivos y de los muertos se atenúa. Esta creencia es muy similar a lo que se dice que ocurre en el día de los muertos mexicano.

Se cree que, en esta noche, los espíritus de los muertos esperan pacientemente la reencarnación en el Caldero místico. El Caldero simboliza el elemento agua (la espiritualidad, la femineidad y la reencarnación), así como el útero de la Diosa. Como bien sabemos por la cultura popular, el caldero es una herramienta asociada comúnmente a las brujas. Según la Wicca, un buen brujo contará con un caldero de 3 patas (según la triple esencia de la Diosa).

 

Imagen de un portavelas con forma de caldero, con un pentagrama wiccano dibujado

El caldero: una herramienta esencial para cualquier brujo o bruja wiccano. Fuente: Pixabay

 

Aunque puede parecer que Samhain carga con cierto aura sombrío, lo cierto es que más bien es un día de respeto, arrepentimiento y perdón. La cultura wiccana, a grandes rasgos, cree en la reencarnación y la vida después de la muerte en el llamado Summerland  (‘país de verano’). Según se formula en la Wicca, cuando una persona muere, ve pasar toda su vida en un último hálito de vida y, si este individuo se arrepiente de sus descuidos, entonces su alma se purifica y se eleva.

Samhain no es un día propiamente de luto, porque se entiende que la muerte no es el fin, sino un estado necesario que todos hemos de pasar antes de vivir otra vida. Pero tampoco es un día de jolgorio y descontrol (como parece que lo es hoy en día).

 

 

La última cena de la Rueda del Año

A lo largo de la cena, en la que se debe colocar algún que otro plato y sillas de más para honrar a nuestros antepasados, es muy apropiado contar antiguas historietas familiares. Los cuentos, las leyendas y los mitos también son bienvenidos. Se trata, en realidad, de una noche para pasar en regocijo, intimidad, calidez y respeto por el desconocido final de la vida. Como dije anteriormente, los platos sin -aparente- comensal que hemos colocado deben llevar comida. Tras la cena, es tradición colocar los platos fuera de la puerta de la casa, junto a manzanas y otros frutos. Como esto puede parecer un poco estrambótico a aquellos que tienen vecinos, se puede colocar en la entrada de casa, y no en el rellano.

La antigua tradición celta nos cuenta que en Samhain, las almas de los muertos tienen permiso para pasearse por el mundo de los vivos. Os aconsejo sobre este punto ver la película Coco, pues se narra algo parecido. El hecho de dejar la comida fuera de casa se debe a que ello mantiene a las almas satisfechas y aleja a los malos espíritus del hogar. Esta tradición se ha convertido en el conocido “truco o trato”, en el que los niños van de casa en casa pidiendo golosinas.

 

Imagen de tres perros vestidos de fantasmas

¡Truco o trato! Fuente: Pixabay

 

Lo ideal (aunque no todo el mundo puede hacerlo) sería encender una fogata o una chimenea, pues se cree que el fuego calma las almas perturbadas de los muertos. Para los menos ostentosos, también sirve encender una vela.

Samhain es la fecha idónea para desprendernos, de una vez por todas, de aquello que ya no nos sirve (tal como sucedía con Mabon). Personas tóxicas, objetos inútiles, malos hábitos, conductas erróneas…

 

Samhain y las hadas

Las leyendas folclóricas aseguran que Samhain es celebrado no sólo por los seres humanos, sino también por las sociedades feéricas (llamados en la mitología celta comos los Sidhe): hadas, elementales, duendes… Las pequeñas hadas festejan Samhain rasgando el velo que las separa del mundo humano, y permitiendo con ello que los individuos curiosos visiten sus cuevas y fortalezas, si su coraje se lo permitía. Sin embargo, no eran muchos los valientes que se atrevían a cruzar el velo, pues antiguamente se sentía un gran respeto por el mundo feérico, hasta el punto de temerlo.

 

Preciosa imagen de un bosque con setas

Los Sidhe, sociedad feérica de hadas que celebra también Samhain. Fuente: Pixabay

 

 

¿Cómo celebrar Samhain?

Samhain es una noche absolutamente mágica. Es bien conocido el uso de las calabazas como decoración. Aunque también, como bien sabemos por su homólogo Halloween, se usan otros objetos para sumergirnos en ese ambiente de muerte y reencarnación: calaveras, calderos, gatos negros, lápidas, esqueletos, murciélagos, telarañas…

Es muy habitual que los wiccanos hagan uso de su caldero, o de alguna fogata o chimenea para lamentar, por medio del fuego purificador, la “muerte” del Dios el cual estará durante 6 largas semanas (hasta Yule), sumido en el Mundo de los Muertos.

 

Imagen de un dibujo de una niña con una vela, asustada al ver una calabaza en un espejo

Samhain, la noche de los muertos. Fuente: Pixabay

 

La fogata también servía como “faro” para guiar a los espíritus de los muertos hacia sus respectivos hogares. Antiguamente, se encendía una gran fogata en medio del pueblo, o se armaba una pequeña fogata en casa, donde además de lo anteriormente citado, se usaba para tostar frutos secos (sobre todo castañas, como sucede en la celebración catalana llamada Castanyada).

Son muchas las formas en las que puedes celebrar este día, pero aquí te daré algunas ideas para que conviertas Samhain en algo mágico.

 

Algunas ideas para celebrar Samhain

Todos los rituales, hechizos, pociones y ungüentos que se elaboren en este día deberían tener el cometido de protección, transmutación y cambio. También muchos wiccanos realizan rituales en honor a sus antepasados, simplemente ofrendando comida (como hemos visto antes) o encendiendo alguna vela. Así de simple.

Es, así mismo, una noche idónea para la adivinación, la cartomancia y la meditación. Samhain es el día elegido en el que los antiguos celtas dedicaban a reflexionar acerca de todo lo acontecido durante el año. Reconocían en una profunda reflexión todos los errores y equivocaciones cometidos a lo largo del año. Como vimos, Samhain es un día de arrepentimiento, de perdón y de catarsis espiritual. Si conseguimos hacernos conscientes de parte de nuestros fallos, errores, egoísmos y miedos, podremos comenzar el nuevo ciclo completamente depurados de cargas.

 

Una imagen de una tirada de Tarot

Tarot y cartomancia. Fuente: Pixabay

 

Antiguamente, cuando las sociedades no contaban con medios para sobrevivir cómodamente al invierno, sólo los animales más fuertes sobrevivían. También era una época difícil para los recién nacidos y los más pequeños. Usando este mismo simbolismo, Samhain es el momento ideal para dejar atrás nuestras debilidades y cerrar, de una vez por todas, los círculos que llevamos tiempo arrastrando.

Samhain es el final, pero también el principio del ciclo de la vida, simbolizada en la Rueda del Año. No hay muerte sin vida, no hay vida sin renacimiento, todo es cíclico.

 

Rito para deshacerte de lo que ya no te sirve

Un poderoso ritual que se lleva a cabo con el fuego es el de quemar algo que te recuerde a tus miedos o a aquello que, de algún modo, sientes que te está obstaculizando: hábitos, conductas, pensamientos… Puede ser un texto donde escribas aquello que quieras cambiar o de lo que te quieres deshacer. Todas las frases que escribas a mano deben empezar de la siguiente manera:

“Dejo atrás el miedo…”

“Alejo de mí la inseguridad…”

“Me deshago de…”

Una vez escrito el texto, se ha meditar sobre él unos minutos y luego debes tirarlo a las brasas o quemarlo con la llama de una vela, o con un mechero/cerillas. Este ritual es muy común practicarlo en las noches de Luna nueva, pero la noche de Samhain es muy, muy potente para realizar éste u otro ritual de superación personal.

 

¿Qué comer en Samhain? 

La cena principal de Samhain debería consistir en verduras y cereales, y mucho mejor si podemos introducir alguna manzana, castañas y calabaza. Hay multitud de recetas especializadas para Samhain (¡y tienen una pinta deliciosa!). Aquí te voy a dejar unas cuantas recetas tradicionales de Halloween para que no te tengas que estrujar los sesos:

 

Recetas no veganas para Samhain:

Panellets de piñones

Galletas dedos de bruja

Rueda de otoño (vegano) y tarta de bruja (no vegano)

Gelatina sangrienta de ojos

Tarta de calabaza

Pumpkin Spice Latte (opción vegana)

Puré de calabaza (la miel se puede sustituir por otro endulzante)

Sopa de verduras de cosecha (opción vegana)

Cazuela de batatas

Barmbrack, pan de Halloween

Manzana caramelizada (opción vegana)

 

Recetas veganas para Samhain:

Pastel de calabaza vegano

Dedos de bruja veganos

Sopa vegana de verduras

Estofado irlandés vegano

Dulce de batata y calabaza

Barmbrack vegano

Brownie vegano sin gluten

Manzanas al horno

 

¿Cómo hacer un altar de Samhain?

✸ Los colores más propicios para decorar nuestro altar de Samhain son: el burdeos, el rojo oscuro, el marrón, el púrpura y el negro. También se pueden utilizar todos los colores que representan al otoño (tal como sucedía con el altar de Mabon): rojos, amarillos, naranjas y verdes.

✸ Coloca un mantel oscuro.

✸ Símbolos de muerte. Añade al altar ciertos elementos que recuerden a la inevitable muerte: dibujos o estatuillas de calaveras, esqueletos, fantasmas, lápidas, sepulcros, una guadaña…

✸ Algunos wiccanos también levantan un altar para sus ancestros en Samhain.

✸ Como es el fin de la cosecha, sería maravilloso poder incluir una cesta de manzanas, calabazas u otro vegetal típico.

✸ Si vas a realizar algún trabajo de adivinación, puedes colocar la baraja del tarot como parte del propio altar. Lo mismo ocurre si usas otro método, como el péndulo, el espejo o la bola de cristal.

✸ Puedes poner un caldero o un plato, olla o cuenco a modo de caldero improvisado.

✸ Ofrenda algunos granos y, en los días posteriores a Samhain, dáselos a los pájaros.

✸ Coloca un plato el cual debes dividir en 8 partes (los 8 sabbats de la Rueda del Año), o dibújalo directamente sobre el mantel con sal, romero u otro material.

✸ Finalmente, algunos elementos como aceites esenciales, minerales, runas, simbología wiccana, incienso y hierbas son siempre bienvenidos.

 

Imagen de una chica en un bosque, ofreciendo una copa de vino

¿Cómo hacer un altar para Samhain? Fuente: Pixabay

 

 

Ritual para Samhain

El ritual comenzará en el instante en el traces el círculo de protección y levantes el altar. En éste, has de encender una vela (blanca o negra) y colocarla en el caldero. También puedes colocar ambas velas, pues la vela negra simboliza aquello de lo que te quieres desprender, y la blanca, aquellas buenas intenciones que quieres manifestar este nuevo ciclo.

[*] Si no sabes cómo trazar un círculo de protección según la Wicca, te dejo aquí un link para que le eches un ojo. No vayamos a liarla parda 🙂

En el caso de que no tengas un caldero, puedes usar una olla o un cuenco (incluso un vaso, lo que tengas a mano). En la magia, es más importante la intención y la voluntad, que la parafernalia que se use.

Una vez encendida la vela, debes echar agua en el caldero (con cuidado de no apagar la llama de la vela), hasta que el agua alcance la mitad de la vela aproximadamente. Rodeando a nuestro caldero, es propicio colocar frutos secos.

 

Imagen de un caldero lleno de musgo sobre una roca

Con calderos y a lo loco. Fuente: Pixabay

 

Antes de dar inicio al “banquete”, se han de pronunciar algunas palabras de recuerdo y honra a los antepasados y a las fuerzas espirituales. Finalmente, la cena se inicia, sirviendo los alimentos y se cierra el círculo de protección.

Muchas brujas wiccanas utilizan Samhain para realizar una (o varias) tiradas de Tarot para tantear cómo será este nuevo año. Aunque algo que aconsejo más (ya que no me gusta rasgar el velo del Futuro) es escoger una o varias cartas del Tarot o del Oráculo que tengamos a mano, bajo la pregunta “qué dones debo aprender a manifestar este nuevo ciclo de mi vida”.

Ante todo, Samhain no debe convertirse en una excusa para practicar el espiritismo (mediumnidad, ouija, etc), perturbando la paz de los muertos. Los muertos deben ser honrados, pero jamás llamados. Cualquier emoción o sentimiento de lamento, resentimiento o tristeza hacia algún fallecido, debe ser consumido por la llama de la fogata o de la vela.

 

Otros métodos:

– Un baño con sal marina gorda y romero.

– Esparcir un poco de sal o cascarilla en cada esquina de la casa.

– Prender incienso, palo santo o salvia para purificar el ambiente.

– Decorar el altar con minerales y piedras.

– Hacer una infusión de romero o de ruda y pasearse por toda la casa, con infusión en mano, para que los vapores alcancen cada resquicio de tu hogar. Esa infusión puede ser usada luego para bañarte.

 

_______

 

Podría decirse mucho más sobre esta mágica festividad celta, pero… vamos a dejarlo aquí… ¡por ahora! Sin más, me gustaría desearte un feliz Samhain allá donde estés.

 

Imagen en la que pone "Corphilium te desea FELIZ SAMHAIN: bendiciones, abundancia y prosperidad"

 

Foto original de la portada: Mujer con calabaza

© Corphilium ID 1810098689921 (Creative Commons Attribution 4.0)

Artículos relacionados